Crítica: “The amazing Spider-man 2: El poder de Electro”

the-amazing-spider-man-2-posterDos años después del estreno de la primera entrega llega a nuestras pantallas “The amazing Spider-man 2: El poder de Electro” y lo cierto es que teníamos muchas ganas. Marc Webb vuelve a dar una lección a su antecesor Sam Raimi sobre cómo abordar el universo arácnido con éxito. La película comienza con un pequeño “previously on…” que sirve para refrescar la memoria de los más despistados y también para entrar de lleno en un flashblack en el que nos explicarán qué demonios pasó en realidad con los padres de Peter. Una escena muy interesante que une estas dos partes y sirve para darnos una pista de los planes de Oscorp.

Por la conversación que mantienen en la primera parte Curt Connors (Rhys Ifans) y Rajit Ratha (Irrfan Khan) sabíamos que el primero no era más que un simple investigador de la poderosa empresa y que el que manejaba los hilos era Norman Osborn, que también tiene interés en encontrar una cura para su enfermedad. Pues bien, ha llegado el momento de conocer su estado y lo más importante conocer a su hijo Harry, que fue un amigo de Peter y que también ha heredado el problema de su progenitor. La creación del duende verde puede parecer algo apresurada, quizá hubiera sido más acertado dejarlo para la tercera entrega o para la película de los Seis Siniestros pero lo necesitaban para el grandioso acto final. De todos modos Webb se toma su tiempo para explicarnos qué tipo de relación tenían Peter y Harry y cómo el miedo a la muerte puede convertir a un joven medianamente normal en un ser capaz de cualquier cosa. Genial la actuación de Dane DeHaan (Chronicle) y eso que en las fotos de rodaje parecía que iba a ser un error garrafal de casting.

Tres villanos pueden parecer demasiados para una película (que se lo digan a Raimi) pero ésta vez todos salen del mismo sitio y comparten un interés común por lo que tiene más sentido. Jamie Foxx hace un gran trabajo interpretando a Max Dillon, un técnico de Oscorp con aspecto de nerd pardillo y muy fan de Spider-man que sufre un accidente y se transforma en Electro. Sus inseguridades y su miedo a ser invisible para el resto del mundo es lo que determinará su modus operandi. Algo que sabe aprovechar muy bien Harry Osborn. Rhino es el tercero en discordia pero su aparición es anecdótica, una mera presentación y una herramienta para cerrar la película de forma espectacular. Agradezco personalmente que  los villanos de la saga “The amazing Spider-man” no acaben redimiéndose de sus actos como pasaba en las anteriores películas (El duente verde, Octopus, Sandman…), algo que me repateaba el hígado.

El romance de Peter y Gwen es otro de los pilares del film ya que las dudas que tiene el joven superhéroe debido a la promesa que le hizo a su moribundo suegro pesan demasiado. Sobretodo porque sabe que el policía tenía razón y a su lado Gwen corre un grave peligro. Ella por su parte está muy segura de sus sentimientos y no le importa la doble identidad de su novio. Se presta a ayudar siempre que le es posible y sabe que tiene que aprovechar el tiempo porque nunca sabemos lo que nos depara el futuro. Las palabras que pronuncia en el discurso de graduación al principio de la película son muy reveladoras para cualquiera que haya leído los comics y sepa lo que puede pasar. Está claro que Marc Webb va a por todas y gracias a eso tenemos uno de los mejores finales que nos ha dado el cine de superhéroes. Un movimiento muy atrevido y acertado aunque no por ello menos doloroso. Emma Stone vuelve a bordar su papel y convierte a Gwen Stacy en la mejor “novia de superhéroe” del cine. Mary Jane lo va a tener muy pero que muy dificil para llegar a su altura.

Conclusión: Las dos horas y media de “The amazing Spider-man 2” se pasan volando. Las escenas de acción son espectaculares, hay más humor y el guión de Alex Kurtzman y Roberto Orci (que siempre suelen liarse con tramas infinitas e innecesariamente confusas) es muy directo e interesante. Marc Webb ha decidido dar más luz a esta nueva entrega, tanto en la fotografía como en el diseño del traje de Spider-man (más parecido al que siempre hemos visto) pero por suerte, ese halo de oscuridad y de peligro sigue presente y lo mejor es que esta entrega parece sólo un aperitivo de lo que está por llegar.

Nota: 8,5

Anuncios